Promociones con descuento Black Friday

Cómo elegir moldes para bizcochos

En este artículo repasamos todo lo que hace falta para hacer un buen bizcocho, y los principales moldes que existen en el mercado para hacer bizcochos. Su principal utilidad y lo que necesitas saber para escoger un buen molde.

¿Quieres uno de estos moldes?

Quédate cualquiera de estos moldes de bizcochos con descuento, como lector de este blog Lecuiners. Usa el código «soylecuiner».

Casi todo el mundo ha hecho o ha oído hablar del famoso bizcocho de yogur en el microondas o ha comprado en el supermercado un sobre para bizcochos. Pero basta con tener en casa elementos básicos, un molde para bizcochos y 15 minutos para hacer deliciosos bizcochos de los que llenan de aroma toda la casa. Desde aquí te animamos a hacer bizcochos tú mism@.

Ideas básicas para hacer un bizcocho

Un bizcocho es una mezcla de ingredientes secos y líquidos, que debe mantener una proporción correcta entre ellos para que salga esponjoso y en su punto. Es un dulce en sí mismo, que puede estar aromatizado, coloreado, relleno o recubierto, y sirve también como base para ciertas tartas.

Los pasos básicos para hacer un bizcocho son:

  1. Sacar los ingredientes frescos de la nevera, para que estén a temperatura ambiente (salvo que la receta indique lo contrario).
  2. Precalentar el horno a la temperatura que indique la receta.
  3. Engrasar el molde escogido, para que esté listo para volcar la masa y hornear.
  4. Preparar todos los ingredientes necesarios, pesados con exactitud (la medida usual de los huevos es el tamaño M, entre 55 y 65 gramos).
  5. Tamizar la harina que se vaya a utilizar para que esté aireada.
  6. En un bol, mezclar los ingredientes líquidos (huevos, azúcar, aceite, mantequilla, leche…), según la receta.
  7. Cuando la mezcla sea homogénea, añadir los ingredientes secos (harina, levadura, saborizante, colorante…) y mezclar suavemente con una espátula o varilla, evitando que se hagan grumos.
  8. Verter la masa en el molde y hornear inmediatamente con calor arriba y abajo el tiempo indicado en la receta, adaptándolo siempre al horno de casa, que puede ser más rápido o más lento.
  9. Cuando se acerca el tiempo final de cocción (¡nunca antes!, el horno no debe abrirse hasta transcurridas las 2/3 partes del tiempo de cocción), introducir un pincho o cuchillo en el interior de la masa para comprobar si está lista. Si el utensilio introducido sale seco, es que el bizcocho está ya cocido y hay que sacarlo.
  10. Dejarlo enfriar sobre una rejilla enfriadora.
  11. Desmoldar.
  12. Añadir relleno o cobertura, si se desea.

Las claves para conseguir buenos bizcochos están en las proporciones exactas de los ingredientes, los tipos de harinas/levaduras y el horneado. Tendrás que hacer tus pruebas y pedir consejo a los bloguers especializados o a otros bizcocheros si no te sale al principio como deseas, hasta dominarlo. Pero seguir las recetas de buenos bloguers o libros es una forma prácticamente segura de conseguir un buen bizcocho a la primera.

libro-bizcochos-webos-fritos

¡Somos fans del libro «Bizcochos» de Webos Fritos!

Existen diferentes tipos de bizcochos en función del molde que se utiliza. Así que lo siguiente que debes conocer es los diversos moldes para bizcochos que existen en el mercado.

Moldes para bizcochos

moldes_redondos

El bizcocho básico es el redondo que se hace con un molde antiadherente redondo o desmontable. El hecho de que sea desmontable facilita el desmontaje y evita que se rompa el bizcocho, que suele quedar adherido por alguna parte.

Es interesante también que tenga revestimiento antiadherente y que sea de buena calidad, para que no se deforme con el uso o pierda fuerza el cierre.

La mayoría de recetas de bizcocho son para este molde, si no es así, lo indican. Este molde también se utiliza para hacer tartas, quiches, mousses o tartas sin horno.

Muy similar, el molde corona tiene la misma función con dos estupendos añadidos: su tubo central facilita que el bizcocho se haga bien en el centro y deja un hueco que puede rellenarse con lo que se desee: frutos rojos, nata…  Es más fácil que el bizcocho quede bien hecho por todas partes. Su base alveolada imprime además al bizcocho un acabado profesional. Que queda impresionante, vaya.

En especial, este molde de la imagen es el molde corona desmontable de Le Creuset, que ha hecho especialmente reforzado, de acero al carbono de gran grosor, para que no se deforme nunca. Tiene garantía de por vida

Muy parecido pero ya más profundo, el molde Savarin entra de lleno ya en el universo de los bundts, los grandes bizcochos con formas imaginativas. Los bundts y bundt cakes se realizan en moldes específicos metálicos o de silicona, con forma de corona, un tubo central por donde pasa el aire caliente durante el horneado y aristas, que le dan sus peculiares formas.

En este molde se realizan recetas de bundt cake, porque las cantidades son mayores, y es también ideal para hacer flanes dulces o salados, pasteles salados, mousses y gelatinas.

moldes_2

 

El de la imagen, en concreto, es el molde Savarin de Le Creuset, de acero de carbono muy denso con revestimiento antiadherente y asas con silicona resistente al calor, para desmoldar fácilmente. Es para unas 6-8 raciones. Es otro de los resistentes moldes de esta marca con garantía de por vida.

Cómo no, el siguiente molde que valorar para hacer bizcochos es el de bundt cake. Moldes bundt cake solo son los de Nordic Ware®, puesto que tiene registrado este nombre.

Los bundt cakes generan verdadera locura. Fáciles de hacer, hay una inmensa propuesta de recetas para estos moldes y muchas formas imaginativas de moldes, para disfrutar con el arte de los bizcochos.

Tantos fans tiene en el mundo, que cada 15 de noviembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional de Bundt Cake.

Nordic Ware también tiene moldes de mini bundt cakes. Versiones de 6 mini bundts de uno o más de sus moldes clásicos. O los quartet, con 4 versiones medianas de sus formas más vistosas. También son muy famosos sus mini bundts con formas otoñales, de los más deseados cuando empieza a llegar el frío.

Es importante saber que se deben rellenar con la masa solo hasta un poco más de la mitad, puesto que hay que dejar espacio para crecer hacia arriba. Y que hay que limpiar de gotas la superficie una vez se ha introducido la masa en sus huecos, para evitar que se quemen y el bizcocho adquiera un aroma indeseado.

Estos moldes tienen un tiempo de horneado mucho más corto y permiten hacer minibizcochos de diferentes sabores o colores a la vez. No sabes qué placentera tentación tener a mano estos deliciosos mini bizcochos en casa..

De Nordic Ware es también otro molde que consigue el bizcocho más espectacular: el Angel Food Cake. El Ángel Food Cake o Pastel de Ángel se hace con su propio molde más alto de lo normal, para permitir que suba tanto como lo hace, y con un ingrediente muy especial, el cremor tártaro, que es el que le da su esponjosidad extra.

A base de claras de huevo, este ligerísimo bizcocho exige un método de elaboración propio, muy atento a batir las claras bien aireadas, sin engrasar el molde, mezclar muy suavemente… que te explican buenos bloguers de respostería, con propuestas para darles diferentes aromas y sabores. Si eres muy bizcocher@, sin duda vale la pena probarlo.

Por supuesto, en este gran repaso a los moldes para bizcochos no puede faltar el clásico molde rectangular, especial para bizcochos y pudings alargados dulces y salados, pasteles de carne o de pescado…. Se tienen que realizar en él recetas específicas para este molde, puesto que las cantidades varían respecto al clásico molde redondo. El libro «Bizcochos» de Webos Fritos tiene varias propuestas de bizcocho para este molde.

Totalmente aconsejable que sea antiadherente, para desmoldar fácilmente, y que tenga un buen grosor de acero inoxidable para que no se deforme.

Unos moldes muy especiales: de cerámica vitrificada

Existen, por último, los moldes cerámicos de diversas formas, de los cuales los de Emile Henry son los más reconocidos por su gran calidad. Desde los clásicos moldes alargado y circular con bordes ondulados, a uno específico para tarta Tatin. El de la imagen, en concreto, el molde cerámico Urban Colors, es especialmente útil para hacer clafoutis.

Lo que les distingue es que están fabricados en cerámica vitrificada de color de muy alta resistencia, con 10 años de garantía. Son por tanto robustos y muy bellos.

También son especialmente interesantes porque se puede cortar el bizcocho directamente en el molde. Es decir, se sirve sin desmoldarlo. La cerámica vitrificada permite cortar directamente sobre ella y no necesita engrasado.

Estos moldes son aptos para horno tradicional (hasta 250º), microondas, congelador y lavavajillas, pero no se pueden poner directamente sobre fuego o placas eléctricas. Y nunca deben humedecerse en caliente, para evitar grietas.

Nota sobre el cuidado de los moldes para bizcochos

En todos estos moldes es imprescindible que el antiadherente se mantenga impecable. Por lo tanto, no se puede emplear con ellos utensilios metálicos: siempre espátulas de silicona o madera. Y se deben lavar siempre a mano con agua tibia, jabón y una esponja suaves, para no rallarlos.

Disfrútalos, que hacer bizcochos es uno de los mayores placeres caseros. ¡Y comerlos!

Tienes más información aquí, gracias a Su de webosfritos, de moldes de respostería.

 

En la tienda online Lecuine.com

Todos los moldes de este artículo están en la tienda online Lecuine.com, con descuento. Utiliza el código «soylecuiner».

Avatar

Escrito por

Publicado el - Última modificación: 28-03-2018

(+34) 930 130 642 , info(at)lecuine.com

Tu opinión. Queremos leerte.

Puntúa este artículo, ¿qué te ha parecido?

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…
Deja tu comentario:

Los comentarios están sometidos a moderación por parte del equipo de Lecuiners.

Todavía no hay comentarios para "Cómo elegir moldes para bizcochos".

Subir