Promociones con descuento

Galletas de coco y miel tipo “Chiquilín”

Con una masa y utensilios básicos de cocina puedes hacer las galletas que desees. Las guardas en un bote ¡y lo que duran! La primera vez tendrás que seguir al pie de la letra la receta, pero en seguida sabrás hacerlas de memoria ¡e improvisar! En esta receta, Ana de recetasdemama.es te enseña a hacer galletas tipo “Chiquilín”. Si es que, en casa, se puede hacer todo.

galletas

¡Imprescindible! Una rejilla enfriadora

Te sirve para enfriar galletas, bizcochos, bundt cakes y todo lo que necesita desmoldarse. Llévate la rejilla enfriadora de Nordic Ware ahora mismo con descuento.

Me encanta hacer galletas, pasar un rato en la cocina formando y horneando galleta es una propuesta de lo más tentador. Hacer estas galletas de mantequilla con un suave aroma a coco tiene además el aliciente de volvernos a esos sabores y olores que a muchos nos recuerdan las meriendas de la infancia.

Hacer galleas puede ser una actividad divertida para compartir con los peques de la casa, y además, esta es una buena manera de enseñarles el gusto por la cocina casera. Para ello, solo hay que escoger una receta fácil, y sin complicaciones, luego pueden ayudar a dar forma a la masa con ayuda de un cortapastas o con un sello.

  • 250 g de harina
  • 140 g de azúcar
  • 160 g de mantequilla
  • 50 g de coco rallado
  • 1 huevo y 1 yema
  • 30 g de miel
  • 3 cucharadas de leche
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico

Con estos ingredientes salen de 35 a 40 galletas de un tamaño parecido al de las galletas Chiquilín

galletas

Preparación:

He preparado esta receta al modo tradicional, pero si tienes una amasadora o un robot de cocina, puedes ayudarte para el amasado, solo tienes que seguir los mismos pasos y el orden en el que se incorporan los ingredientes.

Como en cualquier receta, es importante preparar y pesar los ingredientes antes de comenzar la elaboración, y en el caso de estas galletas, la mantequilla y los huevos deben estar a temperatura ambiente.

  1. En un bol se bate la mantequilla con ayuda una espátula, unas varilla o un tenedor, hasta conseguir que tenga un aspecto de pomada. Se añade el azúcar y se bate hasta que quede una masa esponjosa.
  2. Se añade el huevo, y cuando está bien integrado se añade la yema, y cuando está integrada en la masa se añade la miel y el coco rallado.
  3. Se tamiza la harina con el bicarbonato y se incorpora a la masa poco a poco. Se añade un tercio de la harina, y se mezcla bien en la masa. Para aligerarla un poco, se añade una cucharada de leche. Se sigue añadiendo un tercio de harina, una cucharada de leche y otro tercio de harina. Si la masa resulta dura y dificil de trabajar, se añade la terdera cucharada de leche.
  4. La masa debe quedar como una plastilina blandita. La mantequilla, miel y el coco hacen que resulte pesada de trabajar. Por eso, lo mejor es darle forma de bola o torta, envolverla en film de cocina y refrigerarla durante al menos media hora, para que adquiera consistencia y así poder formar las galletas.
  5. Entre dos láminas de film de cocina se extiende una pequeña porción de masa. Para hacerlo de manera uniforme es bueno contar con un rodillo y unas regletas, para que la masa extendida quede uniforme. Las mías tienen cinco milímetros de alto. Una vez extendida, se vuelve a reservar en el frigorífico para que esté bien dura a la hora de cortas las galletas.
  6. Con ayuda de un cortapastas de borde rizado, se forman las galletas y se van dejando sobre una bandeja de horno, con espacio entre una y otra, porque en el horno crecerán un poco. Si la bandeja de horno es antiadherente, se pueden poner en ella directamente. De lo contrario, hay que forrar la bandeja con papel de hornear.
  7. Antes de hornear, se vuelven a refrigerar para que entren en el horno bien frías: una hora en el frigorífico o media hora en el congelador.
  8. Se precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo. Cuando se meten las galletas, se baja la temperatura a 180º. Se hornean durante unos 15 minutos, o hasta que están doradas.
  9. Cuando se sacan del horno, es importante dejarlas enfriar sobre una rejilla. Una vez frías, se pueden guardar en un recipiente hermético, para que se conserven en buenas condiciones.

¡Sigue aprendiendo sobre galletas!  Por ejemplo, todos los trucos para hacer unas buenas galletas de mantequilla.

En la tienda online Lecuine.com

Todo lo que necesites para hacer galletas lo tienes en dos días en casa si lo compras en Lecuine.com. ¡A por tus galletas!

Publicado el - Última modificación: 29-03-2017

(+34) 930 130 642 , info(at)lecuine.com

Tu opinión. Queremos leerte.

Puntúa este artículo, ¿qué te ha parecido?

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (No Ratings Yet)
Loading...
Pinterest
Deja tu comentario:

Los comentarios están sometidos a moderación por parte del equipo de Lecuiners.

Todavía no hay comentarios para "Galletas de coco y miel tipo “Chiquilín”".

Subir