Realizado el 13/04/2019

Escabeches para todo el año con Miriam García “El Invitado de Invierno”

Realizado el 13/04/2019

Los escabeches no son viejunos, sino que entroncan con técnicas tan de moda como el confitado y la cocción a baja temperatura. Son un magnífico exponente de la sabiduría popular para conservar los alimentos en épocas en que no existían los frigoríficos, que hoy día no necesitamos preparar con fines de conservación sino porque están deliciosos y se pueden hacer tan ligeros y modernos como queramos. Te sorprenderán.

¿Qué cocinaremos?

  • Pollo escabechado
  • Lomo de cerdo en escabeche de especias
  • Escabeche de setas o boletus
  • Tacos de salmón en escabeche
  • Escabeche templado de verduritas

¿Qué incluye el curso?

  • Copa de bienvenida
  • Bebidas durante el curso y la comida
  • Comida con Miriam García
  • Recetario digital detallado
  • Delantal obsequio cortesía de TheBox
  • Descuento del 10% en nuestra tienda

Conoce un poco mejor a Miriam García “El Invitado de invierno”

Química y traductora técnica inglés-español de formación, pero sobre todo gastrónoma
autodidacta, ahora sé que hubiera tenido que estudiar una carrera que no existía en mis años
mozos, tecnología de los alimentos, porque si hay algo que disfrute es desentrañar los
entresijos químicos de la preparación de un plato.
Partiendo de mi blog El invitado de invierno, desde el año 2013 me dedico a la fotografía y la
creación de contenidos culinarios para marcas relacionadas con la gastronomía como Miriam
García Gastro… y me lo paso bomba. Algo más tarde han aparecido en mi vida las clases de
cocina, actividad que también disfruto a tope porque cuando algo te apasiona, mola mucho
compartirlo. También gracias a mi blog gané en el año 2017 uno de los premios de Blogueros
Cocineros de Canal Cocina.
Soy gran aficionada a la cocina tradicional y a la panadería y los dulces tradicionales, muestras
de sabiduría y economía popular que nunca debemos perder. Mi pareja observa impertérrita
cómo la casa es invadida por legiones de artefactos cocineriles y por montañas de libros de
cocina. Y mis dos churumbeles están empezando ahora a apreciar mi cocina. Todo llega.