Chaufa de quinoa y pollo con sartén De Buyer

Cuando un buen cocinero/a utiliza frecuentemente una sartén determinada, vale la pena conocer a fondo su experiencia. Mercado Calabajío comparte aquí sus conocimientos sobre la sartén Mineral B De Buyer y comparte una receta con esta sartén natural de hierro. ¡Conócela!

sarten de buyer

¡Escoge 2 o 3 de diferente tamaño!

Aprovecha el descuento “soylecuiner” para quedarte 2 o 3 sartenes Mineral B De Buyer, como recomienda Mercado Calabajío, y cocinar de forma natural.

Mi experiencia con la sartén de hierro Mineral B de De Buyer comenzó cuando en 2011 mi hermano visionó un video promocional de la compañía por internet en el que se hablaba de la producción y calidad de estas sartenes, mostrando algunos aspectos funcionales. Él estaba buscando sartenes como las de antaño, duras, resistentes y libres de añadidos químicos. Al final se lanzó a comprar varios ejemplares de la Mineral B y uno de ellos me lo regaló a mí para que le fuera contando mi experiencia. Porque no nos engañemos, cuando uno tiene entre sus manos una sartén de este tipo, sabe que se trata de una sartén diferente a las habituales en casi todos los aspectos, aunque al final uno se da cuenta de que está ante una verdadera todoterreno, convirtiéndose en la mejor sartén del mercado siempre y cuando a uno le guste cocinar y desee rodearse de lo mejor.

Porque es cierto que si uno cocina porque no tiene más remedio, se va a lo práctico, y lo práctico es comprarse una sartén antiadherente vulgar con capa de revestimiento. La Mineral B requiere de un cuidado que mucha gente no está dispuesta a dar. Para dominarla hay que comentar de antemano que tiene varios aspectos muy positivos y otros tantos que, sin ser realmente negativos, le han creado una injusta mala fama y no debería de ser así.

Características a fondo de La Mineral B De Buyer

Las características no tan positivas son realmente dos:

  1. La primera es que efectivamente los alimentos se pegan en sus primeros usos, es todo un hándicap para el usuario habitual de sartenes de PFOA, es decir, las más populares.
  2. Y segundo que el material con que están hechas, hierro mineral, aporta un ligero matiz ferroso a lo que se cocina, sobre todo con algunos alimentos que es cierto actúan como verdaderas esponjas y en algunos casos ‘se colorean’ por una reacción química interna, pero que es inocua para el organismo. Algo parecido a lo que le pasa a la yema de un huevo duro cuando nos pasamos de cocción. No hay que preocuparse, ahora os contamos algunas cosas al respecto.

Y en cuanto a los aspectos positivos, hay tres que son clave:

  1. Primero, su rapidez, es encender el fuego y ya está lista para cocinar y a una temperatura muy alta.
  2. Segundo, su durabilidad, hablamos de un uso para toda la vida.
  3. Por último, algo que muy poca gente sabe o se imagina, y es lo más relevante. Con el uso se va formando en su interior una tonalidad oscura, que para muchos afea estéticamente la sartén, pero que es fundamental ya estamos creando esa capa antiadherente de la que carece, y lo hacemos de forma natural. Esta capa habrá que cuidarla y sin duda es el principal pero que le hemos visto a la sartén en estos 6 años de uso.

La famosa capa natural antiadherente de esta sartén

Y es que mantener esta capa es lo único delicado de su uso. Si usáramos la sartén para todo, es decir, para hacer un guiso, sofrito o una salsa, si la capa es ‘joven’ puede desaparecer por completo, pero en el peor de los casos volveríamos a tener que crearla. Si la capa no lo es, no tendría que pasar nada pero no es lo aconsejable si no fuera algo puntual. Por ello, creemos que lo idóneo es que si la vamos a usar para cocinar y no como sartén, lo mejor es utilizar un par de sartenes, una para todo uso en la que no creamos ese culottage o capa antiadherente, y otra pieza como sartén antiadherente.

Lo mejor es utilizar 2 sartenes: una para todo y otra como sartén antiadherente.

¿Y cómo creamos esta capa? Pues muy sencillo, se crea con el uso, sin más. Al principio engrasando muy bien la misma para cocinar alimentos, y que estos estén libres de gelatinas, sustancias adherentes, o sean alimentos muy frágiles como pueden ser unos medallones de pescado, pastas o huevos que pueden adherirse a la superficie con mucha facilidad. Una vez cocinado nuestro alimento, limpiar el interior suavemente con una esponja y bajo el grifo, secarla y guardarla engrasada. Por tanto lo que recomendamos pues al principio es usarla como plancha de carnes compactas, verduras etc, o si se usa abundante aceite, freír lo que se desee. Con las semanas o meses, depende del uso, la capa se irá creando y se podrá cocinar todo tipo de alimentos sin problema. ¿Cuándo sabremos que la capa está lista? Cuando ésta esté negruzca.

Nosotros actualmente la seguimos usando sobre todo para plancha, o bien como wok, pero en ella ya freímos pescado y salteamos todo tipo de alimentos siempre, insisto, bien engrasada. Además la otra sartén que usamos para guisar o cocinar salsas, aunque ésta le aporta un matiz ferroso al sabor, éste lo hace muy ‘callejero’, muy único.

Eso sí, y como os comentábamos al principio, hay ciertos productos que no utilizamos en guisos, sí en salteados, es el caso de las alcachofas, berenjenas, patatas o cebolla roja ya que éstas toman un color más apagado y no las hace apetecibles. Por lo demás, el comportamiento es igual que el de una sartén convencional.

Os dejamos por aquí una receta que nos encanta, la chaufa de quinoa con pollo.

chaufa

Ingredientes para 2-3 personas:

  • 1 pechuga y media de pollo (en filetes)
  • 220 g de quinua (sin cocer)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 1 cebolla mediana (usamos roja)
  • 2 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • Un trozo jengibre fresco
  • Cilantro fresco
  • 2 cucharadas de salsa de soja o sillao
  • Un poco de chile en polvo (ya que los pimientos no picaban)
  • Aceite de girasol o algún aceite suave
  • Agua
  • Sal

Cómo hacer esta receta con sartén de hierro

Primero se prepara la tortilla, para ello batimos los huevos con sal y a nuestra sartén De Buyer con un poco de aceite. Reservamos.

Ahora echamos algo más de aceite y rehogamos a fuego fuerte el pollo cortado en tiras finas. Rehogar hasta dorar, no hace falta hacerlo del todo. Reservamos también junto a la tortilla.

Le toca el turno a las verduras. Cortarlas en trozos menudo y saltearlas a fuego fuerte, con un poco más de aceite si fuera necesario. Se tienen que hacer ligeramente sin llegar a pochar. Reservaremos también.

Vamos entonces con el majado hecho en un mortero, echamos el jengibre pelado (como un diente de ajo grande), los ajos también pelados y el ají molido. Majamos bien.

Rebañamos con una cucharada colmada de aceite y lo ponemos a rehogar en la sartén.

Añadimos la salsa de soja o sillao.

Y echamos la quinua ya cocida, salteamos bien a fuego medio durante 1 minuto. Si se pega algo no pasa nada, sale bien con una espátula de madera.

Añadimos el resto de verduras, el pollo y la tortilla en tiras, y salteamos a placer.

Espolvoreamos con cilantro y a comer.

Por cierto, también puedes hacer con la sartén Mineral B De Buyer el sofrito perfecto: ¡descubre la receta!

Publicado el - Última modificación: 10-07-2017

(+34) 930 130 642 , info(at)lecuine.com

Tu opinión. Queremos leerte.

Puntúa este artículo, ¿qué te ha parecido?

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Pinterest
Deja tu comentario:

Los comentarios están sometidos a moderación por parte del equipo de Lecuiners.

Todavía no hay comentarios para "Chaufa de quinoa y pollo con sartén De Buyer".

Subir